A ocho años de la sanción de la Ley de identidad de Género

El 9 de mayo de 2012 se aprobó la Ley N° 26.743 de Identidad de Género que reconoce la identidad autopercibida de las personas trans,  y  permite que la inscripción en sus documentos de identidad sea con el nombre y el género vivenciado. Además  ordena que los tratamientos de adecuación a la expresión de género, tanto hormonales como quirúrgicos, sean incluidos en el Programa Médico Obligatorio.

Ocho años pasaron desde su aprobación, más de 9000 personas accedieron a su nuevo DNI, pero la realidad demuestra que tiene una aplicación atrasada, en términos de acompañamiento de políticas públicas que permitan efectivizar a pleno el marco normativo de avanzada.

El comienzo del siglo 21 trajo gobiernos populares y progresistas a Latinoamerica, y con ellos, llegaron una gran cantidad de de derechos para las minorías. La Argentina es uno de los mas avanzados en esa materia, y pese al contraataque neoliberal de los últimos años, en nuestro país se ha forjado un gran movimiento de feminismos que bregan por que se avance en la implementación de las leyes que mejoran la calidad de vida de todos, todas y todes.