Aniversario del mejor animé de la historia: a 34 años de la aparición en TV de Saint Seiya

 

Un 11 de octubre de 1986 se estrenaba en la televisión de Japón el animé que trascenderia el mundo, generaciones, géneros y el tiempo: Saint Seiya, conocido en estos lares como Caballeros del Zodiaco.

Escrita e ilustrada por Masami Kurumada para una revista en 1985 y hasta 1990, luego fueron ilustrados para el animé un total de 158 episodios que se convertían en un éxito mundial.

La serie se centra en un grupo de jóvenes guerreros denominados «caballeros» (o «santos»), cuyo protagonista principal es Seyia. Estos guerreros luchan del lado de la diosa griega Atena, reencarnada en la humana Saori Nido para proteger a la humanidad de las fuerzas del mal que quieren dominar la tierra.Para sus batallas, cada caballero utiliza su energía interior ligada al universo (el «cosmos»), sus técnicas especiales de lucha, y sus armaduras están inspiradas en cada una de las 88 constelaciones.

Al margen de las historias de cada uno de los personajes que se van conociendo a lo largo de cada saga, la serie  tiene el plus, respecto a otros animes similares con los cuales la suelen comparar frecuentemente, que es el del guión. Los diálogos van desde filosofía, mitología griega y los diversos sentidos de la vida, haciendo hincapié,fundamentalmente, en el amor, la amistad, la violencia, la soledad y la unidad.

Si bien el personaje central es Seyia, otra peculiaridad que tiene el animé, es que son varios los que logran protagonismo y se ganan el corazón de los fans. El mejor ejemplo es Iki, el caballero del fénix. Este es el guerrero más oscuro de todos, y quién más ha sufrido de pequeño para obtener su armadura. Considerado por muchos como el más fuerte de los 88 caballeros, en todas las encuestas de los fanáticos gana como el personaje preferido.

También se destaca la historia del cisne Hyoga, quien además de sus luchas por salvar al mundo, lleva una pelea interior por sobrepasar el dolor de la pérdida de su madre. Otro de los guerreros más fuerte y que sobresale por su valentía y personalidad.

En las precuelas y secuelas se da más visibilidad a los Santos dorados, lo cual produjo una gran satisfacción en los fans que conocieron más de los guerreros considerados más fuertes del mundo.

Entre ellos, son dos  quiénes se llevan las preferencias: Shaka de Virgo y Saga de Géminis. El primero el más cercano a Dios. Budista, protagonista de los mejores diálogos a partir de su sabiduría y religiosidad, y dueño de las mejores y más fuertes técnicas. Y el segundo, quién posee realmente dos caras, empieza siendo el villano más temible y termina arrepentiendose y convirtiéndose en uno de los más leales a Atena. Junto a Shaka y el maestro de Libra, se lo considera el más poderoso de todos.

Para finalizar vale aclarar que este animé es lo que inspiró el nombre de esta página, es por eso que no se podía dejar pasar esta fecha tan importante.