Bienvenidos a la Dedocracia

2

En nuestro país estamos en un momento de inflexión. A menos de un mes de las elecciones legislativas, llegamos con un Gobierno nacional que no termina de convencer si quiera a sus votantes.

Se vislumbra la falta de representatividad de grandes mayorías y también de minorías activistas,  en los partidos políticos tradicionales y en sus dirigentes políticos.

Esta corpo dirigencial lleva años ocupando los lugares de poder. Un rato Intendentes, otro rato concejales, un tiempo diputados o funcionarios. 

Por eso no es casual, el fenómeno de Javier Miles en CABA o, en menor dimensión, lo que sucede en la Provincia de Buenos Aires con Espert.

Y para que esto suceda,  tiene mucho que ver la gestión de Alberto, pero,  también hay una gran responsabilidad del Kirchnerismo, que no supo sostener en el tiempo la frescura y  rebeldía antiestablishment que tuvo en los primeros años de gobierno.

Para colmo, en el día de ayer se confirmó, aún más, lo alejado que están los dirigentes nacionales de entender las demandas de millones de bonaerenses.

La justicia electoral de la provincia de Buenos Aires, determinó que más de 60 listas no puedan ser alternativas a la propuesta oficialista en sus distritos y eliminó la posibilidad de internas.

La corporación dirigencial de los intendentes, sobre todo del Conurbano, logró que su presión al tribunal electoral tuviera efecto, y que avalaran el pedido de que no haya otros con el sello del Frente de Todos. Lo peor es que lo hicieron con un argumento vergonzoso como la falta de avales.

Está claro que esa decisión antidemocratica y violenta, va a tener consecuencias políticas, tanto dentro del Frente de Todos (¿de todos?), como en la sociedad en general, a quien la obligan a buscar alternativas por fuera del campo popular.

Ni Espinoza, ni Menéndez y mucho menos Mariel Fernández, sienten de verdad que hace falta transformar las formas de hacer política, a ellos solo los mueve el poder y el dinero.

Asombra el nivel de amnesia que hay en ciertos dirigentes peronistas. Se les borró de la cabeza que fue Néstor Kirchner quien promovió la ley de la PASO, con el espíritu de ampliar la participación popular en las elecciones, y que los representantes no sean siempre los mismos.

Sin embargo, lejos de poner en práctica el discurso del ex presidente, limitan la participación, cercenan los derechos de los habitantes del pueblo y conspiran contra la democracia.

Tal vez hay que ir pensando en cambiar el nombre del sistema de gobierno en el que vivimos, y empezar a llamarlo Dedocracia.

 

2 Comments

  1. Totalmente de acuerdo se re nota la dedocracia Espero que tomen nota después de estas elecciones ,por que la gente la va dar un buen castigo en estas legislativas

Los comentarios están cerrados.