En busca de consenso

 

La Intendenta Mariel Fernández parece haber notado la soledad en la que está navegando debido  a  su enorme ego, que así como le permitió llegar a la intendencia, le hizo creer que podía gobernar sola un Municipio tan complejo como Moreno.

Es que  en los últimos días abrió un poco el juego de su administración y fuerza política, convocando a otros actores del peronismo. El primer dirigente que fue a buscar en esta  nueva etapa (?) es al ex Intendente “Coco Lombardi”, de 69 años y una trayectoria importante en la política local. Recordado con gran nostalgia como el último intendente que caminó los barrios, el “Coco” también  tiene en su haber  la mayor dispersión del peronismo ante una elección (si, dividió más que el propio Walter Festa), con 12 listas, y para colmo aun un cuando se impuso en esa contienda, luego perdió en las elecciones generales con el Vecinalismo de Aseff, que gobernó desde 1991 a 1995.

Por lo tanto no se puede ignorar que la única vez que el peronismo No gobernó Moreno desde la vuelta a la democracia, fue responsabilidad de quien hoy, para algunos periodistas locales y sectores de la militancia, aparece como “el  gran salvador”. El otro dato importante que se desprende de este retorno, es que junto a él podrían volver a la gestión otros experimentados dirigentes como Lolo Gómez e Inés Iglesias, quienes fueron parte del gobierno festista hasta el último día. Por su parte  Walter Correa ya ubicó a un hombre de confianza en Anses, y la ex pre candidata Cintia González también se sumó al Gobierno.

La idea del Movimiento Evita, que sumó a otro integrante de la mesa de conducción nacional a los lugares importantes del ejecutivo local (Alberto Conca como Secretario de Gobierno), es cooptar a varios dirigentes que integran el Peronismo de Todos, y así dejar en frente solo al flamante espacio Moreno con Todos.