Larreta y la protección mediática

¿Cómo entender  la protección mediática que recibe  Larreta? Simple. Solo se entiende a partir de un concepto claro: PAUTA PUBLICITARIA. ¿Cómo lo vemos? También simple. Basta con ver  las estructuras e importes  de las distintas partidas que componen el presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires para 2020.

En una situación de emergencia  sanitaria por la pandemia, y económica por la situación que atraviesa el país en general, una de las partidas que tuvo mayor incremento presupuestal  FUE LA DE PUBLICIDAD. ¿A cuenta de qué? ¿Que justifica ese incremento? Claramente, LA NECESIDAD  DE PAGAR LA PROTECCION MEDIATICA DE LA QUE GOZA EL MACRISMO EN GENERAL Y LARRETA EN PARTICULAR.

Tengamos en cuenta, también, que esos medios que apoyaron todo el gobierno de Macri, ven hoy en Larreta el candidato con mayores posibilidades electorales para discutir  al peronismo en 2023. Por otra parte, hay que  recordar que el  macrismo o el larretismo tiene mayoría absoluta  en la legislatura de C.A.B.A. por lo que  promulgar cualquier ley es simplemente un tràmite.

¿Cómo explicar si no que no tuviera gran difusión lo ocurrido en esta emergencia sanitaria con las zonas populares más vulnerables y vulneradas? Si todos sabíamos que una vez que entrase el virus a esos lugares, su difusión sería inmediata. La única forma de pararlo es  aislar  la zona, que es lo que hoy está haciendo provincia  con el asentamiento de Villa Azul, en el límite  entre Quilmes y Avellaneda. Larreta no hizo nada. Ni siquiera elementos  protectores hizo llegar. Recién empezó a  actuar, por obligación, cuando los contagios se multiplicaron.

¿Cómo explicar que  casi no se mencionara su responsabilidad en la carencia de agua que tuviera por  un montón de días  la villa 31? Un lugar donde viven  aprox. 50.000 personas. Se  discutía  sobre si era responsabilidad de AYSA o del gobierno de la ciudad. Claramente  la responsabilidad era de Larreta que se había comprometido a  terminar esas obras para 2018.

Los medios taparon eso, y se pretendió culpar a  AYSA (muy lenta y poco apropiada reacción de Malena Galmarini para defender su gestión y aclarar el tema). Sabemos que  la mejor forma de combatir al virus, es con higiene. ¿No estamos condenando  al contagio y en algunos casos a la muerte a una gente que vive en condiciones de hacinamiento si no les suministramos el elemento básico, que es el agua?  ¿Eso no se llama «abandono de persona»?  Varios referentes sociales  que luchan por la dignidad de las villas han pagado con su vida esta desprotección. El caso de Ramona Medina  es el màs conocido por todos.

Ahora parece que Nación se va a hacer cargo  del tema,  sería la única forma de darle una solución. Estas situaciones que se viven con estos asentamientos en C.A.B.A. hace que los índices de contagio se hayan disparado en los últimos días y que los casos en C.A.B.A.  superen largamente a los de la provincia de Buenos Aires con mucha menor cantidad de habitantes.

La figura de Larreta es hoy intocable para  los medios, incluso para  C5N, en general muy opositor al macrismo, donde exceptuando a Vìctor Hugo o algunas ediciones de ADN, casi nadie habla mal de Larreta. El mejor ejemplo es el Gato Silvestre al que nunca se le escuchó criticar a l alcalde porteño.  Yendo a otros medios, como la radio por ejemplo, ocurre algo muy parecido. Las excepciones  son : Aliberti, Caimi, Cintia García, Sandra Russo, Brustein, Verbinsky, Weinfel,  (gente que no casualmente fue perseguida  y expulsa a de sus trabajos durante el régimen macrista),  Página 12; pero son claramente los menos.

Por Roberto M