Las escuelas de Moreno y el SAE

 

La crisis que se inicia a partir de la pandemia del COVID-19 es apaleada desde el Estado Nacional y Provincial de varias formas para que la situación socio-económica de los sectores más vulnerables pueda ser atendida durante este período.

Ayudas económicas como el IFE y refuerzos en la distribución de alimentos, son algunas de las políticas implementadas por el gobierno. A través del Servicio Alimentario Escolar dependiente del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires se intervino para que a las más de 10.000 escuelas de la provincia de Buenos Aires, pueda llegar de manera eficaz el alimento a los vecinos y cubrir las necesidades alimentarias de niños, niñas, jóvenes y adolescentes.

En nuestro distrito, el S.A.E. fue municipalizado en esta gestión y a partir de ello hubo vaivenes en la organización y distribución de los alimentos. A partir del 20 de marzo, fecha en la cual se suspendieron las clases de forma presencial, el gobierno bonaerense optó por la entrega de bolsones de 14 productos de la canasta básica para cada uno de los estudiantes de la educación pública provincial.

En Moreno, esta distribución está descentralizada en la Municipalidad, y desde aquel inicio de la cuarentena hasta la fecha, no se respetó la distribución quincenal prevista, como tampoco la cantidad de productos por bolsón. A esto podemos sumar que el S.A.E. del distrito tampoco cumple en enviar 1 bolsón por estudiante como lo prevé el gobierno provincial.

La desorganización de la Secretaría de Educación y Cultura municipal es evidente y  pareciera no escuchar los reclamos de directivos, que ven la falta de bolsones y la poca comunicación. Para colmo, la desidia de aquellos que están a cargo de la compra y logística del S.A.E. dejan ver como el servicio se deteriora y se incumple a pesar de las recomendaciones del Gobernador.

Se dice que la cifra del Servicio Alimentario Escolar rondaría los 125.000.000 de pesos ($125millones), y parece que la Intendencia no puede administrarla de la mejor manera, dado que nuestros pibes reciben poco y de mala de calidad. A esto hay que agregarle que hace poco tiempo en una entrevista al sitio de noticias Desalambrar, el Secretario de Educacion y Cultura, Emanuel Fernández, admitió que por modificaciones que hicieron en la forma de distribuir, no pudieron cumplir con la entrega a varias escuelas del distrito. Además, reconoció que los proveedores fueron elegidos por recomendación de una funcionaria que viene de trabajar en la gestión de Nicolás Ducote en Pilar y que ahora trabaja en Moreno.